Ads by Google

Museo del Mamut de Barcelona

En el barrio de la Ribera y más concretamente en el Born, se encuentra un museo que sorprenderá tanto a niños como a adultos. Se trata del Museo del Mamut de Barcelona, inaugurado en el año 2010.

Sala principal del Museo del Mamut en Barcelona

La ambientación del museo transporta al visitante a la Edad de Hielo, exponiendo las distintas especies que habitaron el planeta hace 2.000.000 de años y que compartían con el mamut la vida en la tierra como el tigre de dientes de sable, el oso de las cavernas o cavernario y el bisonte estepario entre otros.

Esqueleto del oso cavernario

Nada más entrar en el museo, está expuesta una gran maqueta que representa una zona rodeada por montañas y colindante al mar, con tres ríos en la que vivían los mamuts hace 2 millones de años. Es sorprendente saber que esa maqueta representa el lugar que hoy ocupa la ciudad de Barcelona, las montañas son Montjuic, Collserola, y el Tibidabo, y los ríos son el Llobregat a un lado, el Besós en el otro, y un tercer río en el centro que mucha gente desconoce pero que todavía pasa por Barcelona y coincide con las Ramblas. El agua de este tercer río se utiliza actualmente para regadío y para abastecer la Fuente Mágica de Montjuic.

Presidiendo la sala principal, el visitante se encuentra con una réplica de un mamut lanudo y su cría, con una ambientación que simula un día de nieve muy bien lograda. En esta misma sala, se impone un Tigre de Dientes de Sable subido a un tronco, que sorprende por su gran tamaño.

En una segunda sala, detrás de la principal, el visitante encuentra un esqueleto de buey almizclero en excelente estado, especie que por cierto sobrevive hoy en día en Canadá y Groenlandia, pero ya extinto en Europa desde hace 9.000 años.

Tigre dientes de sable

Esta sala alargada, merece una atención extra por un motivo especial que puede pasar desapercibido al visitante. De hecho, todo el museo está perfectamente ambientado y el visitante puede observar pinturas rupestres en el techo y en las paredes. Pero esta sala concretamente, reproduce en su techo pinturas rupestres correspondientes a las Cuevas de Altamira, en Santillana del Mar, Cantabria.

Pinturas rupestres de Altamira

Continuando con el recorrido en el museo, el visitante encontrará otras especies que habitaron la Tierra durante la época de la glaciación. Un ejemplo es el oso cavernario del que se exhibe un esqueleto reconstruido así como una recomposición a partir de fragmentos de otro ejemplar. Observando el esqueleto imponente del animal, sorprende saber que el oso cavernario aunque era una de las especies carnívoras más grandes de la Edad de Hielo, su dieta lo convertía en un herbívoro tranquilo y lento, además de ser presa del hombre de neandertal hará unos 80.000 años.

El oso se exhibe un poco más allá de donde se encuentra una réplica de un esqueleto del hombre de neandertal, ya extinto. Cabe resaltar que el hombre de neandertal y el homo sapiens, dos especies distintas del mismo género, se unían para cazar juntos al mamut.

Debe mencionarse también otra sala con una réplica del rinoceronte lanudo. Encontrar cuernos de esta especie es muy raro, pero el Museo del Mamut de Barcelona dispone de un esqueleto completo en perfecto estado. Si el visitante tiene la oportunidad de acercarse y oler su cuerno podrá notar todavía su olor penetrante, incluso después de más de 12.000 años que se calcula tiene el ejemplar que se exhibe en el museo.

Cráneo de mamut y rinoceronte lanudo

Lyuba, el bebé mamut

En el año 2007, en la provincia de Yamal, se encontró una cría de mamut que se calcula murió a la edad de un mes, hace 42.000 años. Su muerte, fue producida al hundirse en una masa arcillosa, la cual la conservó en perfecto estado y la protegió del resto de animales carnívoros. Así, Lyuba, nombre con el que se bautizó haciendo honor a la mujer del criador de ciervos que la encontró, quedando congelada y protegida por la arcilla conservó no sólo a la perfección su piel y su parte externa, sino también sus órganos internos lo que permite aportar mediante el estudio, una información muy valiosa al mundo de la paleontología.

Lyuba, el bebe mamut

El Museo del Mamut de Barcelona tiene la mejor réplica que existe de Lyuba. El ejemplar original está en el museo de San Petersburgo en Rusia.

Para todos los públicos

El Museo del Mamut no es muy grande y las visitas no serán muy largas. No obstante, el aficionado a la paleontología, o con un mínimo de conocimientos, disfrutará sin lugar a dudas de las piezas que se exhiben en él. El museo ofrece visitas guiadas de aproximadamente una hora de duración, que desde HappyBarcelona.eu recomendamos totalmente. En la visita guiada que nos ofrecieron y que venía incluida en el precio de la entrada, había niños y adultos, era amena para todos y se contestaron a todas las preguntas que los visitantes plantearon, con absoluta profesionalidad.

Esqueleto de mamut

Merece la pena visitar el museo aprovechando estas visitas guiadas, especialmente para los niños y aquellos que desconocen el mundo de la paleontología ya que las explicaciones del guía harán descubrir la sorprendente y emocionante vida de los animales que vivían en nuestro planeta hace cientos de miles de años. Explicaciones sin las cuales, el visitante corre el riesgo de desaprovechar el excelente material que tiene expuesto. Que por cierto, a excepción del hombre de neandertal, todos los huesos del museo son auténticos.

Al terminar la visita en la que participó HappyBarcelona.eu, se ofreció a los niños asistentes participar en un juego muy ameno y didáctico relacionado con los animales expuestos en el museo, lo que es otro motivo para aprovechar la visita guiada que ofrece el museo, si se va con niños.

Visitas concertadas

Buey almizclero

El museo ofrece visitas concertadas para grupos o para escuelas. También organiza visitas especiales como fiestas de cumpleaños infantiles u otras actividades en el recinto.

Si crees que puedes estar interesado en este tipo de visitas, ponte en contacto con ellos para pedir más información.

Como llegar al Museo del Mamut

El Museo del Mamut en Barcelona

El museo está en la calle Montcada nº 1. En la misma calle un poco más abajo, está el Museo Picasso, que es más conocido. Para aquel que vaya expresamente al Museo del Mamut, puede tomar la línea 4 del metro, y bajarse en la parada Jaume I. La boca de metro queda en una plaza colindante a una calle grande que es Via Laietana y lleva al puerto y a la Barceloneta. Esta calle es la frontera entre el Barrio Gótico y el Born. Nada más cruzar Via Laietana, se encuentra la calle Princesa. Para ir al Museo del Mamut, se tiene que seguir recto por la calle Princesa hasta llegar a la calle Montcada. El museo queda a girando a la izquierda.

De todas maneras, la recomendación que hacemos siempre desde HappyBarcelona.eu es ir dando un paseo en este caso por el Born. Un barrio de Barcelona que merece ser visitado a pie.


Enlaces Relacionados


Web Oficial Español English
Opiniones en Tripadvisor Español English
Google Maps Mapa