Pailebote Santa Eulàlia - Museo Marítimo de Barcelona (MMB)

El pailebote Santa Eulalia, es una embarcación histórica, que adquirió y restauró el Museo Marítimo de Barcelona y constituye parte de su flota.

Fue construido en 1918 y bautizado con el nombre de Carmen Flores. Estuvo en activo durante aproximadamente 80 años y sufrió diversas remodelaciones así como diferentes cambios de nombre. Entre 1928 y 1975 fue bautizado como Puerto de Palma o Cala San Vicenç, además de que le fue añadido un motor.

El Pailebote Santa Eulalia amarrado en el Port Vell de Barcelona

A partir de 1975, bajo el nombre de Sayremar Uno, se utilizaba como barco auxiliar para trabajos submarinos, hasta que fue adquirido en 1997 por el Museo Marítimo de Barcelona en una subasta con la intención de devolverle su aspecto original.

El objetivo que se planteaba el Museo Marítimo de Barcelona con la adquisición del pailebote Santa Eulalia, era no sólo su restauración para exposición, sino su recuperación como embarcación y que pudiera navegar tal y como lo hacía cuando fue botado por primera vez. Recuperar un velero histórico de estas características era un proyecto ambicioso pionero en España, además de ser un paso muy importante para la recuperación del patrimonio histórico naval.

Bodega del Pailebote Santa Eulalia

El Santa Eulalia es mucho más que pieza del museo, es además una embarcación operativa y como tal, está amarrada en el Port Vell de Barcelona, muy cerca de Les Drassanes Reials (Atarazanas Reales) donde está ubicado el Museo Marítimo del que es buque insignia. También es pieza fundamental de programas educativos y actividades pedagógicas relacionadas con el mundo naval.

El pailebote Santa Eulalia fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional, por la Generalitat de Catalunya el año 2011.

Visitar el Santa Eulalia

Vista de la proa del pailebote

La visita al Museo Marítimo de Barcelona incluye poder visitar el Santa Eulalia. Está amarrado muy cerca del museo por lo que se puede combinar la visita el mismo día. Simplemente será necesario caminar unos cinco minutos aproximadamente, desde el museo hasta muelle donde está amarrado.

Al tratarse de un velero en activo, hay ciertas épocas del año en que sale a alta mar. Aunque la entrada al museo permita visitar el Santa Eulalia otro día, el visitante debe conocer esta información especialmente si tiene la intención de visitarlo.

Si visitas el museo un sábado, ten en cuenta que aproximadamente de 10 a 13, efectua salidas, y el barco estará navegando.

Aquellos aficionados a las maquetas, deberían saber además que el museo pone a la venta los planos completos de la embarcación, lo que permite construir una maqueta fiel a la embarcación real.

Navegar en el Santa Eulalia

El barco ofrece los sábados pequeñas salidas que duran aproximadamente dos horas. Es imprescindible reservar plaza. Si crees que puedes estar interesado, infórmate en el museo o a través de su página web.

El timón del Pailebote Santa Eulalia

Muy cerca del amarre del barco, además, están amarradas las Golondrinas, otro tipo de embarcación que también permite disfrutar de un viaje en barco y te llevará entre otros lugares, al Parc del Forum. Aunque este tipo de embarcación es exclusivamente de tipo turístico.

Para ir con niños

Es una opción muy buena combinar el museo con la visita al barco si se visita Barcelona con niños. Además, debido la zona en la que están, queda muy cerca del Bosc de les Fades, el Monumento a Colón, el Museo de Cera, el Imax Port Vell, el Aquarium de Barcelona y el centro comercial Maremagnum, donde hay lavabos públicos, restaurantes, cines y tiendas para dar un paseo.

Vista del Santa Eulalia

 Moll de la Fusta es un lugar donde los más pequeños también se lo pueden pasar bien viendo distintas embarcaciones. A veces, incluso, hay amarrado algún yate lujoso, aunque estos suelen estar amarrados en el puerto deportivo.

Como llegar al Santa Eulalia

El pailebote está amarrado en el Port Vell. Bajando las Ramblas hasta el final, pasando el Mirador de Colón a la izquierda. Está antes de cruzar el puente de madera que lleva al centro comercial Maremagnum.

Puente que lleva al Maremagnum en el Port Vell

Queda muy cerca de las Atarazanas Reales y del Museo Marítimo, por lo que la línea 3 del metro es una opción para ir en transporte público. Si optas por esta opción, tendrás que bajarte en la parada Drassanes.

Si combinas la visita con el museo, sólo tienes que dar un paseo de cinco minutos para llegar al muelle. En el museo te indicarán cómo llegar.


Enlaces Relacionados

Web Oficial Español
Wikipedia Museo Marítimo Español
Infonavis Español
Modelismo y fotos Español
Google Maps Mapa

Si has encontrado útil el artículo, ayúdame haciendo click en alguno de los siguientes botones, o siguéndome en las redes sociales. Muchas gracias !